Ciudad de México a 23 de Enero del 2020
MUSEO DE ANTROPOLOGÍA ROMPERÁ RÉCORD DE VISITANTES
MUSEO DE ANTROPOLOGÍA ROMPERÁ RÉCORD DE VISITANTES
Diciembre 07 11:41:00


Antonio Saborit anuncia que están por romper su récord de visitantes por segundo año consecutivo y brinda detalles sobre: Visión de Anáhuac de Alfonso Reyes, la nueva exposición que el recinto inaugurará en unos días.


El Museo Nacional de Antropología e Historia cerrará el año con un nuevo récord de personas que han acudido a ese recinto durante 2019, revela Antonio Saborit, director del recinto, quien expone que “el año pasado llegamos casi a los dos millones 600 mil visitantes y en este año ya estamos arriba de esa cifra, estamos cerca de los tres millones".
“Tendremos un cierre de año muy positivo; tenemos muy buenos números, todavía no podemos decir cuántos porque la cuenta no se ha cerrado, pero estamos cerca de los tres millones de visitantes este año, lo cual nos permitirá, de cualquier manera, anunciar en su debido momento que —al igual que el año pasado— el museo rompió su marca histórica”.
En entrevista con Notimex, Saborit anuncia que será hasta el 27 de diciembre cuando harán corte de caja en Antropología e Historia, el museo más visitado del país.
"Los museos en general se han transformado de manera muy interesante en las últimas décadas, se han vuelto espacios de reunión muy importantes para nuestra vida civil y pública. La gente visita los museos no sólo por las exposiciones temporales o por visitar las salas permanentes; sino por otros motivos que tienen que ver con el interés por saber, por conocer, por entender mejor; pero también por reconocerse en estos espacios”.
Saborit no se adjudica para sí mismo este éxito, pues “lo que debe ser un museo no tiene que ver con las personas que estén al frente de éste, sino con su misión”, y cita al antropólogo Daniel Rubín de la Borbolla, “quien realizó un importante diagnóstico sobre los museos de México a finales de los años 50”.
—En su documento escribió esto que tiene absoluta vigencia: “El museo es el espacio cultural más democrático que tenemos”. Lo es más que el aula porque el aula te pide un grado y el museo no te lo pide; lo es aún más democrático, diría Rubín de la Borbolla, que la biblioteca, porque el museo ni siquiera te pide una identificación, como sí te lo pide la biblioteca.
“Al museo tú llegas y te sirves según tus intereses, tus deseos, tus ganas de saber, y eso es lo que hay que mantener; hay que trabajar porque esto siga siendo, porque esta misión se cumpla”, menciona el también traductor.
Aunado a las bondades democráticas que ofrece el museo, Saborit subraya que la fuerza de estos espacios recae mucho en labor de investigación. “Un museo no es sin investigación. Lo que vuelve rica a la parte docente es el respaldo en la investigación que existe, y en este museo hay mucha actividad en torno a la investigación; todos los días se construyen saberes aquí y nuestro trabajo es hacer llegar estos saberes al visitante”.
Para el además doctor en Historia y Etnohistoria, gran parte del aumento en el flujo de visitantes se debe al trabajo realizado en sus exhibiciones fijas. “La mayor parte de los visitantes viene a ver las salas permanentes; hemos trabajado en ellas, en la limpieza de las salas y en la limpieza en general del museo; hemos mejorado los servicios que ofrece el propio recinto”.
“Por otro lado, las exposiciones temporales que se ofrecieron a lo largo del año estuvieron muy concurridas; ahora cerraremos el año con dos: La invención de la memoria. Fotografía y arqueología en México, y con Visión de Anáhuac de Alfonso Reyes, que le dan un interés añadido al visitante”.

Visión de Anáhuac: el ensayo cubista de Alfonso Reyes
El martes 10 de diciembre el Museo Nacional de Antropología e Historia inaugurará la exposición Visión de Anáhuac de Alfonso Reyes. El montaje es una referencia al ensayo homónimo publicado en 1917 por el escritor regiomontano, en Costa Rica.
“Hay que recordar que el ensayo tiene un subtítulo que nadie suele considerar y que está contenido en un pequeño paréntesis que dice: 1519. El título completo es Visión de Anáhuac (1519), decía Alfonso Reyes que era su ensayo cubista”.
—¿Por qué decía que era su ensayo cubista?
—Después de haber denostado las experimentaciones de Diego Rivera en París, finalmente las comprendió y no pudo sino entusiasmarse con lo que estaba haciendo el muralista; entonces trató de llevar esto a la literatura, por eso decía Alfonso Reyes que Visión de Anáhuac era su ensayo cubista.
“Eso en cuanto a la forma. En cuanto al contenido, es una reflexión en torno al encuentro entre Moctezuma y Cortés; es una reflexión en torno a la historia antigua de México; es una reflexión en torno al episodio de la conquista; es una reflexión en torno al Valle de México, que fue el escenario central tanto del encuentro como de los episodios posteriores”.
Utilizando como pretexto el ensayo de Alfonso Reyes, “se trabajó en esta exposición que permite asomarte no sólo a la figura de Reyes, sino a su generación; a la idea que su generación tuvo de la historia, el impacto que tuvo esto en la pintura, por ejemplo, la pintura es central en este ejercicio”.
Aunque la exposición todavía no ha sido vista por nadie pues continúa el proceso de montaje, Saborit menciona que “está conformada por las fuentes en las que se basó Alfonso Reyes para escribir su ensayo: fuentes bibliográficas, documentos pictográficos, piezas arqueológicas, artes decorativas y pintura”.
500 años de hacer, de ideas, de construcción
El director no puede esconder su emoción al hablar de Visión de Anáhuac de Alfonso Reyes. “Cuando vi todo, se me puso la piel chinita porque nunca habían estado juntas cosas que están ahí, ¡nunca, nunca habían estado! El conjunto es… —busca las palabras sin éxito—, ya van a ver”.
A la exposición se da la bienvenida con una enorme postal de todo el Valle de México hace 500 años, que Saborit voltea a ver para expresar con una combinación de asombro, emoción y lamento: “cuando sales de la exposición dices: ¡qué hicimos en 500 años, como sociedad qué hicimos en 500 años! Espero que esa sensación se la deje a todo el mundo”.
—El año 2019 ha sido coyuntural por los cinco siglos de aquel encuentro, ¿cree que ha sido bien aprovechado por los espacios museísticos o se pudo hacer más?
—Estamos obligados a hacer más. Se está haciendo y se va hacer mucho más; pero lo más relevante es tratar de que todos esos ejercicios nos lleven a construir una idea más crítica, plural y profunda de este episodio que fue la Conquista.
Saborit menciona dos exposiciones que aprovecharon esta coyuntura. “Si ves en el pasado reciente del museo, te puedo dar dos ejemplos que tienen que ver con lo mismo: la exposición que tuvimos a principios de este año: Golfo, mosaico ancestral, ofreció un inventario de las culturas asentadas en lo que hoy es el Golfo de México hace 500 años”.
“El año anterior tuvimos Mayas, el lenguaje de la belleza. Miradas cruzadas, tenía que ver con lo mismo: los 500 años de la llegada de los europeos a la península de Yucatán; qué era lo que había en la península que no pudieron apreciar esos ojos occidentales. Hemos aprovechado esa coyuntura desde hace tiempo y lo vamos a seguir trabajando”.


Escrito por: MetropoliHoy/Notimex
         Reporte Vial
Más Notas   
Metrópoli Hoy ® Derechos Reservados 2020     AVISO DE PRIVACIDAD