Ciudad de México a 22 de Junio del 2018
LAS PROMESAS MENTIROSAS COBRARÁN FACTURAS Por LUIS REPPER JARAMILLO
LAS PROMESAS MENTIROSAS COBRARÁN FACTURAS Por LUIS REPPER JARAMILLO
Enero 09 21:15:00

Errores de cultura general desde 2012 hasta 2018

Cierra el sexenio sin ninguna promesa de campaña (2012) cumplida.
La vergonzosa frase para cachar votos, apoyada por las televisoras Televisa y TV Azteca, Tele y Radio Fórmula de “te lo firmo y te lo cumplo” ante notario público, fue eso, un engaño, como lo hiciera seis años antes (2006) para “ganar” la gubernatura del Estado de México. Falacias electorales que su partido el PRI se coludió para ganar por ganar. No les interesó la población, sólo era cuestión, en la federal, de ganar la presidencia de la república muy fácil –haciendo lo que sabe hacer… y muy bien… robar la elección, ¿qué no, Humberto Moreira?
A cinco años de distancia de aquel fatídico 2012, esos compromisos electorales no sólo NO se cumplieron, sino empeoraron. Alharaqueó que no habría incremento a las gasolinas, y nos recetó aumento mensual –de centavos, pero aumento al fin-, dijo que la energía eléctrica se mantendría, sin embargo también nos engañó y el gas LP, el más popular en las familias mexicanos ha tenido incrementos “de mentada de madre”, pese a su pinche “te lo firmo y te lo cumplo”… que jamás respetó.
Más adelante le daré los desproporcionados incrementos a lo más impactante: las gasolinas.
Lo lamentable del asunto, y no es la primera vez que lo menciono, el partido que patrocina a los candidatos (PRI), una vez que “ganan la elección” desaparecen –3 y 6 años después reviven para mendigar votos- se desentienden de los compromisos asumidos por su ungido y no le exigen corregir errores, es decir, no asumen la responsabilidad adquirida en el proceso de campaña, por lo que son corresponsables, como es el caso, de los infames resultados del sexenio.
Esto es, si los mexicanos mantenemos, en contra de nuestra voluntad, a los ladrones partidos políticos, a través de las prerrogativas (es decir dinero limpio) que les otorga bondadosamente el INE, no juegan el papel de visor, asesor, consejero del mandatario en turno, para exigirle, primero cumplir las ofertas electorales y después demandarlo si las cosas no van como ofrecieron al electorado en súplica del voto.
Porque el gobierno sexenal está avalado por el partido, los ciudadanos no decidimos quién sería su candidato, sino el dedazo, los compromisos, el continuismo, el parentesco o coterraneidad, deciden quién será el sucesor. Por lo que la dirigencia de los postulantes deben ser férrea, crítica cuando el Sistema, por incapacidad (que es el caso), corrupción, (que es el caso), impopularidad (que es el caso), etc. (que es el caso) no da los resultados esperados.
Siempre juzgamos el inquilino de Los Pinos (que es el caso) del fracaso, pero nunca (yo sí), al partido que lo eligió. Por lo que el CEN del PRI, antes, durante y al final del sexenio es también responsable de la asquerosa administración peñista.
Tenemos que poner en el escenario de las responsabilidades a todo el conjunto no sólo a quien da la cara y los pésimos resultados, sino a los oportunistas líderes del partido que años antes van delineando el perfil de su abanderado. Luego asumen los éxitos, si éste gana.
Se dice que el PRI es el de la experiencia (76 años de dictadura perfecta), que tiene a los mejores hombres (sí, como los Duarte, Borge, Salinas, Moreira, Yarrington, Medina, Montiel, Herrera, Yunes, Ruiz, Murat, Echeverría, Díaz Ordaz, Granier, Villanueva, Reyna, Flavio Ríos, Eugenio Hernández, etc. La mejor estructura territorial, sí corporativismo, grupos de choque, acarreo. La mayor presencia mediática, ¡claro!, con los medios de comunicación afines a través de contratos leoninos, “por debajo del agua”, con multimillonarios presupuestos –del erario público- para ponderar las “virtudes del Gober. o candidato en turno… ¿verdad Enrique, ahora Pepe Toño?.
Esta es la “experiencia” de un partido mañoso, anquilosado, dinosáurico, vetusto, mentiroso, que durante las semanas de campaña saca a relucir su cara de promesa. Ya en el poder, reluce el cobre porque no sabe gobernar, sólo robar, transar, cobijar a sus similares… y no hay que ir tan lejos para conocer la filosofía del priismo y del gobierno en turno: las cuotas, los cotos y los cuates; repartir los cargos a los compadres, amigos, recomendados, herencias, encargos, en pocas palabras, las cuotas y los cotos, de cuando se fue candidato, pagar a quienes “apoyaron” en la campaña. Sólo vean la exponencial ganancia de medios de comunicación que pusieron su parte para hacer ganar al mexiquense: Televisa, TV Azteca, Grupo Imagen, Tele y Radio Fórmula, Milenio y sus plataformas, La Crónica de Hoy, 24 Horas, La Razón, El Universal, Excélsior, y más, a los que se suman varios “columnistas”, comentaristas, “conductores”, vendidos al Sistema y al hombre, a cambio de privilegios económicos y materiales.
Esto es lo que sabe hacer perfectamente el PRI, comprar conciencias, para después otorgar favores.
Con esta filosofía expuesta, en donde lo importante es “ganar-ganar” como sea, entendemos el fatal resultado del gobierno fallido de Enrique Peña Nieto, quien como lo escribí el 28 de junio de 2016, en mi Columna, titulado “El hombre más solitario de México” (puede leerla en estos Portales: www.mexiconuevaera.com, www.informate.com.mx, www.radioexprtesionmexico.com, www.endirecto.mx, y varios más, con la fecha mencionada, está abandonado a su suerte.
Tan es así que luego del traspié en la FIL de Guadalajara, en 2012, siguió a lo largo de cinco años… no menos, seis, cometiendo pifias, errores de cultura general (decir que existe el Estado de León), hasta la más reciente el 11 de diciembre de 2017, en París, ante líderes mundiales, en donde dijo “México ha volvido a ser referente…” Bueno, pues su equipo de asesores quienes ganan millonarios salarios, el Coordinador de éstos, Carlos Pérez Verdia Canales, cobra 203 mil 487 pesos mensuales, más prestaciones y bonos, no ha sabido, querido u orientado correctamente a su Jefe, pues las deficiencias culturales que arrastra son insultantes y vergonzosas. Es decir, lo dejan solo, sumido en su incapacidad e ignorancia.
Y retomo el asunto de los promesas incumplidas en 2012, cuando dijo que no subirían ni gasolinas, luz y gas… ajá. Luego, cuando se aprobaron sus ineficientes Reformas, como la Energética, salió en Cadena Nacional a solazarse diciendo que con ello no más aumento de precio a los combustibles…bla, bla, bla. Perorata muy conocida, aquí le dejo la realidad real, la verdad que padecemos los mexicanos, a pesar de compromisos electorales ante notario público:
Las gasolinas en 2012 y 2017, y todavía falta un año y la liberación de precios, eeh: Magna 9.82, hoy 16.72 pesos litro. Premium10.36 - 18.43. Diésel, lo recibió en 2012 a 11.17, este día 17.59 pesos litro. Gas LP el más popular y consumido por los mexicanos, en 2012 se compraba tanque de 30 litros en 366 pesos, hoy el ama de casa tiene que pagar 590.
Con tantas fallas a lo largo de un quinquenio, nadie, absolutamente nadie del gabinete, sus asesores, su partido el PRI, ni sus consejeros personales han “corregido la plana” al incapaz mandatario. De aquí en adelante será imposible enmendar la incapacidad, primero porque el alumno no asimila los conocimientos, es arrogante o de plano nunca le ha interesado gobernar, ya no bien, sino para cumplir. Segundo, porque a partir del destape del gris y antipopular candidato Pepe Toño Meade Kuribreña, éste atrae la atención de todos los priistas, incluidos gabinetes, colaboradores, militantes, etc. y el inquilino de Los Pinos, pasa a segundo término.
Así fue, así es y así será –mientras este partiducho esté en Los Pinos- así acostumbró a los mexicanos, que una vez “habemus candidato” este tomará el destino del país, no importando que Constitucionalmente hayas presidente de la república.
Pero esta vez las cosas no serán como se acostumbran. Los mexicanos están decididos a cambiar de régimen, estamos hartos del PRI fallido, que no supo orientar a su Presidente o priista #1, para hacer buen gobierno.
Las pruebas son contundentes: incapacidad, corrupción, impunidad, ignorancia, soberbia, inseguridad, desempleo, pobreza, miedo, desvergüenza e ignominia.
No tenemos, ni queremos con el PRI el gobierno que merecemos. Cinco años… no menos, seis, han sido un tormento, una angustia, una humillación insostenible.
¡Basta!, 76 años es un calvario. Nada que huela a priismo es tolerable.
lrepperjaramillo@yahoo.com
*Miembro de la Academia Nacional de Periodistas de Radio y Televisión (ANPERT) y de Comunicadores por la Unidad (CxU)


Escrito por: LUIS REPPER JARAMILLO
         Reporte Vial
Más Notas   
Metrópoli Hoy ® Derechos Reservados 2018     AVISO DE PRIVACIDAD