Ciudad de México a 19 de Septiembre del 2018
EN ESTA ESQUINA… ¡EL ACADÉMICO!
EN ESTA ESQUINA… ¡EL ACADÉMICO!
Septiembre 19 11:46:00

Profesor de la Facultad de Ciencias Políticas y Sociales durante el día, personaje de Lucha Libre por las noches


En la Facultad de Ciencias Políticas y Sociales (FCPyS) de la UNAM, en la carrera de Ciencias de la Comunicación, existe un profesor que posee una doble personalidad. Se trata de José Ángel Garfias Frías, doctor en Ciencia Política, y luchador en sus ratos libres.

UNAM Global lo visita en su cubículo lleno de afiches de animes, videojuegos y sagas. De pronto, aparece el académico universitario: “La Lucha Libre no distingue edad, género, condición o clase social, porque las arenas y los espectáculos están en cualquier nivel”.

Este deporte es parte de la identidad cultural de los mexicanos y la máscara es el elemento fundamental que nos identifica, refiere con ese tono didáctico con el que forma a los comunicólogos de la FCPyS.

El también organizador del III Coloquio de Investigaciones de la Lucha Libre —el cual se llevará a cabo en el auditorio Pablo González Casanova de dicha institución, el próximo 20 de septiembre a las 11 de la mañana—, y especialista en las manifestaciones culturales más populares en el país, analiza el fenómeno del pancracio, creación mexicana exportada a diversos lugares del planeta.

A media entrevista, Garfias Frías acepta ponerse una de las dos máscaras que tiene sobre su escritorio, ocurre la transformación. Con el rostro cubierto por el mismo tejido de las que usan las grandes estrellas del cuadrilátero (la suya es azul y oro), presenciamos la aparición de su alter ego.

—¿Cuál es tu nombre? —cuestiona UNAM Global—.

—El Académico, y esta es mi verdadera identidad —dice con voz gruesa y estridente—.

“Me gusta desenvolverme en el ring, estoy ahí para la gente, que me vea, se enoje, y si es el caso, me miente la madre pero también estoy para que me aplaudan si hago algo bien”, asegura El Académico.

Confiesa que su máscara es su vida y todo lo que el profesor hace son payasadas. “Al doctor Garfias le digo que se vaya a la mierda porque no ha logrado algo que valga la pena”, afirma sin atreverse a expresar su otra personalidad, la de la máscara negra y dorada, la cual utiliza cuando le toca el turno de ser “rudo” sobre el cuadrilátero.

“Lo que yo he hecho realmente cuenta, pero allá él, que siga en su chamba”, dice El Académico.

“A lo mejor el desgraciado se gana muy buen varo, no sé qué haga, por qué está en esos asuntos, ni siquiera es académico, él sólo es un fan de los videojuegos, la animación y la Lucha Libre”, enfatiza.

Al quitarse la tapa, es momento del regreso del profesor, quien detalla que el enmascarado es muy importante para él, pero pocas veces aparece debido a su carga de trabajo. “Ojalá tuviera más oportunidad”.

Garfias Frías apunta que cuenta con dos máscaras, una auriazul y la otra negra, y las utiliza según sea la ocasión: técnico o rudo.

Con su otro yo, el profesor ha estudiado la Lucha Libre desde sus entrañas. Detalla que nunca fue luchador a nivel profesional porque para eso había que dedicarle tiempo completo, y él estudiaba la maestría, después hizo el doctorado, y a la par, impartía clases.

“Sé lo que es un entrenamiento desde fondo, cómo conectarse con el público y lo que pasa en las arenas, eso me sirvió muchísimo”, concluyó.

Escrito por: Redacción MetrópoliHoy
         Reporte Vial
Más Notas   
Metrópoli Hoy ® Derechos Reservados 2018     AVISO DE PRIVACIDAD